Bekia Viajes

Usuario:

Contraseña:

Europa / Irlanda
 
 
CRUCEROS FLUVIALES

Descubre Irlanda a través del río Shannon

Los cruceros a través del que es el río más largo de Irlanda permiten conocer grandes lagos y pequeñas villas como Carrik-on-Shannon o Athlone.
 
Al oeste de Irlanda se encuentra el río más largo y caudaloso de la isla, el Shannon, una opción perfecta para los amantes de los cruceros fluviales ya que permite conocer lo más profundo de 11 de los 32 condados que forman el país. Una travesía repleta de actividades que se ofrece para hacerse incluso por cuenta propia ya que no es necesario ningún permiso especial para alquilar un bote por esta región.

Desde su nacimiento en montañas Cuilcagh hasta su desembocadura en las frias aguas del norte del Atlántico recorre 386 kilómetros permite un gran abanico de ocio que incluyen la pesca en sus tranquilas aguas, o las visitas ya sean diurnas o nocturnas a ciudades como Carrik-on-Shannon, una tranquila población del norte que vive a orillas del río y destaca por la hospitalidad de su gente y su calmada pero intensa vida.


Las formas de recorrerlo son infinitas. Además la posibilidad de alquilar un bote y convertirse en capitán se ofrecen otras alternativas como el clásico viaje organizado que parte de las distintas localidades por las que pasa el fluir de Shannon o la posibilidad de alquilar un yate y vivir las verdes praderas de Irlanda sin privarse de lujos en la cubierta.

Un paseo por grandes lagos


Sin duda el nexo de unión del viaje es la naturaleza. Se dice que Irlanda es el país dónde más tonos de verde se pueden ver, y esto se debe sin duda a su riqueza fluvial. Hacer un crucero por el Río Shannon es ineludiblemente maravillarse con los lagos que recorre, como el Derg, el tercero más grande de la isla, o el lago Key, con su impresionante castillo central y su exuberante naturaleza.

Cercano a este último se encuentra el pueblo de Boyle, uno de los más antiguos del país, lo que convierte esta zona del viaje en una parada imprescindible para los amantes de la historia más medieval de Irlanda. Además el lago no solo destaca por su castillo, sino que los otros pequeños islotes que emergen de sus aguas también poseen ruinas con siglos de historia.

Parque natural de Portuma


Justo antes de entrar al inmenso lago Derg se encuentra el parque natural de Portuma, el lugar adecuado para quien realice el crucero buscando disfrutar de la naturaleza. Perteneciente a la región de Galway este parque forestal se extiende por más de 600 hectáreas y tiene en su alrededor otra joya de los castillos irlandeses: el castillo de Portuma. Una fortificación del siglo XVII que fue comprada por el gobierno en 1948.

Limerick, el grandioso punto y final del viaje


La travesía termina en Limerick, la ciudad donde el Shannon se funde con el Océano Atlántico. Una localidad en pleno auge turístico que une sus históricos castillos, 800 años de antigüedad tiene el King John Castle, con los modernos edificios de negocios y hoteles. Además es un buen lugar para celebrar el final del viaje, ya que al ser la tercera ciudad más poblada del país sus opciones de ocio son abundantes.
B. Iru Pérez Cabrera | 30 de Julio de 2013