Bekia Viajes

Usuario:

Contraseña:

Europa / Irlanda
 
 
Dublín

Fundada por los Vikingos, Dublín es una ciudad histórica plagada de arquitecturas medievales, símbolo del neoclásico, y famosa por su whisky y su cerveza.

 

Dublín es el verde de Irlanda y el negro de la cerveza Guinness en sus bares o su famosa fábrica. El ambiente del Temple Bar por la noche o el ajetreo de O'Conell Street por el día son atractivos básicos de esta ciudad que se mueve entre imponentes catedrales medievales, museos que repasan sus miles de años de historia y parques dónde disfrutar de un pedacito de las inmensas praderas irlandesas.

Dublín es sobre todo historia. Desde las cúpulas de su castillo y el aledaño ayuntamiento hasta imponentes edificios como la Custom House o el palacio de Justicia, la ciudad es una de las mayores representaciones europeas de la arquitectura neoclásica. Sus columnas y sus frontis triangulares evocando a los templos de la antigüedad proliferan por toda la capital, y sus cúpulas son un símbolo de algunos de sus edificios más famosos.

Su espiritu aún es Vikingo y lo demuestra con sus numerosos museos, donde aún se conservan objetos de esta época. Ejemplos como Dublinia, un templo a esta civilización y una representación perfecta para ir con niños, o el Museo Nacional de Arqueología, donde se guardan armas y utensilios utilizados desde hace más de 7.000 años.

La historia reciente de la ciudad está marcada por la lucha por la independencia de Reino Unido, la cual consiguió en 1920, dejando símbolos como la prisión de Kilmainham lugar donde fusilaron a muchos de los rebeldes irlandeses y donde se puede rememorar una de las etapas más cruentas y negras del país.

Irlanda es una nación de iconos, como sin duda lo son dos de las marcas de alcohol más conocidas del mundo. La cerveza Guinness y el Whisky Jameson tienen sus particulares templos en Dublín. Además de los Leprechauns, las míticas criaturas fantásticas inauguraron recientemente su propio museo.

No se pueden olvidar sus templos e iglesias. Edificios levantados en el medievo que aún conservan sus formas y estructuras, como la catedral de San Patricio, el patrón más irlandés y más difundido a lo largo del mundo, o la Christ Church Cathedral. Parroquias que se reparten por la ciudad entre católicas y protestantes, con el gran ejemplo de San Audoen, que une una de las iglesias protestantes más antiguas de de Irlanda con una imponente construcción católica del siglo XVIII.

Todo esto bañado por el rio Liffey, que desemboca en el puerto de Dublín y que baña la ciudad en un paseo plagado de monumentos y atracciones turísticas en el que no se pueden olvidar sus puentes. Conocido por ser más ancho que largo, el puente de la calle O'Conell es el centro neurálgico de la ciudad, el lugar perfecto para maravillarse con la sorprendente escultura The Spire y sus 120 metros de altura.

 
 
 

Fotos

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

3

han estado
 

0

quieren ir
 
 
 

TOP DUBLíN

O'Connell Street

Es la arteria principal de la capital irlandesa, aquí se encuentran algunos de los ...

Trinity College

Situada en pleno corazón de Dublín y construido sobre un antiguo monasterio agustino ...

Fabrica de cerveza Guinness

La cerveza Guinness es un símbolo de Irlanda, y su antigua fábrica, levantada en ...

Catedral de San Patricio

San Patricio es el patrón de Irlanda, por lo que la visita a la catedral en su honor ...

Temple Bar

Sus estrechas calles y sus adoquines forman uno de los barrios con más ambiente y mas ...

 
 
 

HAN ESTADO EN DUBLíN